Carbón

carbón-al-fondo-horno-metálico-transportable carbón-horno-de-ladrillo carbón-limpieza_1 carbón-limpieza_2 carbón-limpieza_3 carbón-envasado carbón-vetal-para-barbacoa carbón carbón_1 carbón_2 horno-de-ladrillo-envasado-del-carbón horno-de-carbón-y-montones-de-leña horno-de-ladrillo-llenado-con-tractor-pala horno-de-ladrillo-llenado-con-tractor-pala_2 horno-de-ladrillo-llenado-con-tractor-pala_3 horno-de-ladrillo-llenado horno-de-ladrillo-llenado_2 horno-metálico-transportable parva-carbonera-tradicional parva-construcción-de-carbonera-tradicional_1 parva-construcción-de-carbonera-tradicional_2 parva-construcción-de-carbonera-tradicional_3

 

 

La fabricación del carbón vegetal es el principal aprovechamiento de la leña producida con la poda de las encinas y alcornoques de nuestras dehesas.

En tiempos pasados el carbón fue utilizado como una magnífica fuente de calor en los hogares, debido a su alto poder calorífico.

Los hornos tradicionales cubiertos con barro, con los que los carboneros de las dehesas obtenían el carbón, han dejado paso a métodos más modernos en su elaboración.

Hace ya varios años, esta actividad dio un salto a la industrialización con la construcción de hornos estables de ladrillo y hormigón, que producen carbón de forma continua durante todo el año. Todo esto, junto con la infraestructura necesaria para poner el producto en el mercado totalmente terminado y envasado, ha hecho de estas instalaciones verdaderas industrias de transformación de un producto forestal en un biocombustible para barbacoas o asadores.

Actualmente, la fabricación de carbón vegetal es un mercado en auge. Existen en Extremadura más de 100 industrias repartidas por toda su geografía, que suministran carbón a las superficies comerciales más importantes del país. Extremadura se ha convertido así en la mayor productora de carbón vegetal de España.